Saturday, September 20, 2008

EL TRÁNSITO ES PERJUDICIAL PARA LA VIDA (1)





EDUCAR AL TRANSEÚNTE


La circulación reúne derechos y responsabilidades de diferentes sectores, que se traducen en conflictos no siempre fáciles de resolver. La escuela puede y debe:

-- preparar a los estudiantes para circular por la ciudad con conciencia de los derechos y las responsabilidades que le competen a cada ciudadano;

-- prepararlos para participar de los debates que se susciten acerca de las modalidades y las regulaciones de circulación;

-- formarlos para que asuman una actitud de participación crítica y creativa en la resolución de los conflictos que atañen al espacio público.


Esta temática fue abordada por la Escuela Pública de la Ciudad de Buenos Aires en la Colonia de Invierno.

Los chicos se apropiaron de la propuesta y el juego fue el medio elegido por los docentes responsables.

EL TRÁNSITO ES PERJUDICIAL PARA LA VIDA (2)





EDUCAR AL TRANSEÚNTE


Preferimos hablar de educación del transeúnte, para poner en el centro al sujeto (en este caso, a los alumnos) y no a "las vías" o "los caminos", que son elementos inertes. La propuesta es formar al ciudadano que transita por la ciudad, cualquiera sea el medio o la forma que utilice para desplazarse.


En el primer ciclo, la educación del transeúnte se centra en la formación del peatón, orientando a los alumnos en el conocimiento del contexto cercano, en criterios de cuidado en situaciones frecuentes y las normas que permiten la circulación urbanas.


La experiencia se realizó en las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires, en la Colonia de Invierno y el medio para aprender fue el juego.

EL TRANSITO ES PERJUDICIAL PARA LA VIDA (3)





EDUCAR AL TRANSEÚNTE


En el segundo ciclo -cuarto y quinto-, la educación del transeúnte se centra en la formación del usuario de servicios públicos, orientando a los alumnos en el conocimiento de los principales medios de transporte urbano, sus circuitos y redes, criterios pertinentes para seleccionar el uso de uno u otro medio según la ocasión y las normas que regulan estos servicios.


Los chicos aprendieron jugando, nadie se negó a participar y la diversión fue una buena excusa para ir a la Colonia de Invierno en las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires.

EL TRÁNSITO ES PERJUDICIAL PARA LA VIDA (4)





EDUCAR AL TRANSEÚNTE


Una experiencia de la Colonia Invierno 2008, en una escuela de la Ciudad de Buenos Aires.


En el tercer ciclo -sexto y séptimo grado- la educación del transeúnte se centra en la formación del conductor de vehículos (es muy común el uso de bicicletas ), orientando a los alumnos en el conocimiento de los principales medios particulares de transporte (sus características, ventajas y desventajas), las redes viales y sus flujos frecuentes, las principales normas y códigos de señalización y las responsabilidades éticas, civiles y penales del conductor de vehículos.

EL TRÁNSITO ES PERJUDICIAL PARA LA VIDA (5)





EDUCAR AL TRANSEÚNTE


Una temática que nos ocupó en las jornadas de la Colonia Invierno 2008, una interesante propuesta del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.


La ciudad nos pertenece como escenario público de nuestras vidas y como espacio de construcción permanente de nuestra trama social. Con esta propuesta intentamos brindar a los alumnos y alumnas una herramienta de apropiación de la ciudad. Se trata de avanzar hacia la reconquista de este espacio para los ciudadanos, en detrimento del protagonismo que hoy sustentan los automóviles, las autopistas y otras "vacas sagradas" del entorno urbano.


El propósito general de la educación del transeúnte es brindar a los alumnos oportunidades de analizar los problemas, las normas y los desafíos del tránsito y la circulación en la ciudad, para arribar a criterios autónomos, solidarios y prudentes para tomar decisiones en situación de desplazamiento.


Las fotos son testimonios de la experinecia de aprender jugando.