Tuesday, December 19, 2006

COCTEL DE JUEGOS




en una cálida noche de San Antonio de Padua de la Concordia (Entre Ríos). Estuve con amigos de la Empresa "RESINAS CONCORDIA" compartiendo la velada de fin de año, con juegos, música, asado, copas y mucha camaradería.

Hubo mucha predisposición para aceptar los distintos grupos que se formaron y ponerse a jugar como si fueran chicos de nuevo: "folding arms" (antiguo juego de Nueva Zelanda, Oceanía), "uno" gigante (el juego de cartas de Merle Robbins, EEUU, América), "tangram" (antiguo juego chino, Asia), "trax" (moderno juego de teselados de David Smith, Nueva Zelanda, Oceanía; "Quarto" (moderno juego de Blaise Muller, Francia, Europa); "ta-te-hic" (el juego egipcio, pero la variante del sueco Dan Glimne, con mucha cerveza) y para finalizar el colorido "jenga" (de la conocida Leslie Scott, Inglaterra, Europa).

Una manera muy simpática de finalizar un año muy cargado de cosas lindas...

4º JUEGOS DE LA MENTE 2006




El domingo 17 de diciembre estuve en el CENARD (Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo) para participar de la 4º edición de los "Juegos de la Mente 2006", junto con otros tantos locos por los juegos alternativos de la Ciudad de Buenos Aires y su zona de influencia.


El encuentro giró alrededor de 8 juegos de tableros muy interesantes: Amazonas (América, moderno), Hex (América, moderno), Awalé (Africa, antiguo), Lines of Action (América, moderno), Fanorona (Africa, antiguo), Halma (América, moderno), Abalone (Europa, moderno) y Othello (Asia, moderno); con entusiasta aceptación de los participantes.


La iniciativa pertenece a CODA SPORTS ( Comisión de Juegos y Deportes Alternativos ) y la información completa se puede encontrar en "codasports.com.ar" o en "juegosdelamente2006.com.ar".

KALEIDOSCOPIO 2006




El "caleidoscopio" te permite observar maravillosas formas que nunca te aburrirán, porque las figuras que verás nunca serán iguales, un viaje a la velocidad de la luz, lleno de formas diferentes: nada más cierto en las experiencias vividas por nuestro grupo a lo largo del año. Pablo, Graciela, Julieta, Leandro y yo fuímos creando este espacio mágico donde el principal objetivo fue reconocer al juego como una necesidad y un derecho de los niños. Nos propusimos vivenciar actividades creativas como promotoras de la comunicación, la formación en valores solidarios y cooperativos, la integración y el diálogo intergeneracional, funcionando como una fuente de compensación cultural, social y afectivas.


Este dispositivo lúdico, que depende del PROGRAMA DE CULTURA COMUNITARIA del Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad Autónoma de la Ciudad de Buenos Aires, cerró el año el sábado 16 de diciembre en el Centro Cultural del Sur, por allí pasaron cientos de chicos con ganas de jugar y no se fueron con las manos vacías.

Saturday, December 02, 2006

EL SIDA NO ES UN JUEGO


Pero el juego nos sirvió para que adolescentes y mayores del Barrio Zavaleta y alrededores, pudieran acercarse al CESAC Nº 35, en una jornada de concientización, por el Día Internacional de la Lucha contra el Sida.

En una de las estaciones presenté mi juego más reciente: tarjetas de diversos colores, con figuras y afirmaciones que los participantes debían decidir, "Qué es lo que sé o no sé sobre el contagio del virus HIV", y luego exponerlas en la ronda, con la presencia de profesionales para contestar las dudas y aclarar sobre miedos y mitos. Un granito de arena, más otro granito de arena, más otro granito de arena...

JORNADA DE JUEGOS EN EL HOSPITAL GARRAHAN




El jueves 30/11 estuvimos jugando, en las instalaciones de la Escuela Hospitalaria Nº 2 Dr. Prof. Juan P. Garrahan, con alumnos ambulatorios e internados de nivel inicial y primario, con el rango de edades y diagnósticos que cubre el hospital de pediatría.

La diversión fue completa y, por unas horas, el dolor pasó a un segundo término: podríamos decir que en ese tiempo estuvimos en otro lugar, allí donde los niños son niños y el pesar no existe.

Gracias a los alumnos de 4º y 5º años de la Escuela de Nivel Medio Nº2 D:E: 20º de Lugano: nos dieron una lección de solidaridad, por cuando construyeron juegos, sombreros y bonetes coloridos para los chicos internados.

UNA PARTIDA DE AJEDREZ DEFINITORIA


"El viejo jugaba con tanta exactitud y despliegue de piezas que me parecía que estaba jugando contra un notable matemático. Su rostro, sus músculos eran duros, ¡impenetrables!

En la jugada 17, y a partir de un gesto suyo de desaprobación, que enseguida advertí, me di cuenta que había cometido un error.

Cuando vi la posición, dos peones doblados, decidí explotar mi pequeña ventaja. Poco a poco, y a pesar de la tenaz resistencia del viejo, fui logrando acrecentar mi ventaja hasta que su posición se hizo insostenible. El viejo, como caballero que era, y cuando la partida se tornaba irreversible, rindió el rey"

Fragmento extraído del libro "Rosal Sangrante" de mi compañero Jorge Alejandro Lazaroff

"EL FORASTERO"


"Gerardo Alvarez, entró en la confitería de Ajedrez. Con voz firme saludó a los presentes, echando una mirada escudriñadora a los mismos, de la misma manera que lo hacía desde cuando tenía veintipico de años.
Era el mejor, él lo sabía y se lo hacía saber, chicanas de por medio, a los presentes.
Con una mano sosteniendo un habano, con la otra moviendo piezas y tocando el reloj a todo trapo, conduciendo la partida de 5' con tal calidad que parecía en realidad que tuviera la longitud de 1 hora.
Era increíble verlo jugar a ese ritmo feroz, con un movimiento de sus manos, un continuo canturrear pegajoso, con el evidente fin de amedrentar a sus rivales, minarles toda voluntad de seguir en la ronda y evidentemente restarles concentración.
Hasta que apareció EL... Si no fuera porque es una ciudad, en la cual conviven todo tipo de gente, hubiera dicho que ese muchacho era un forastero.
Un día, diría yo, hasta cierto punto, producto de la casualidad, Gerardo no tenía rivales. Había ganado nueve partidas al hilo, y gastado tanto a sus contricantes como hacia tiempo que no lo hacía. Nadie se animaba a sentarse en la silla vacía, hasta que el estúpido, con una vocecita que apenas se escuchaba, preguntó si no podía sentarse. Y ...ahí empezó la verdadera función.
Yo no sé si por una conducta imitativa o de qué tipo, empezó a retrucarle jugada por jugada, y gaste por gaste a nuestro anfitrión Gerardo, con una soltura total, que hizo que volcáramos nuestras simpatías y fervor a favor de ese extraño, y que terminó con el achicamiento de nuestro Gerardo, y con su derrota absoluta de seis partidas seguidas."
Fragmento del cuento homónimo, que pertenece al libro "Rosal Sangrante" de Jorge Alejandro Lazaroff

Las entradas más vistas en la última semana